Asociación

Asociación. Luego de varias investigaciones realizadas se llevaron a cabo allanamientos y detenciones  en la Uocra de Bahía Blanca.

La cúpula dirigencial de la UOCRA en Bahía Blanca, encabezada por Humberto Monteros, fue detenida en diversos operativos esta madrugada. La acusación es de asociación ilícita y extorsión.

Según informan medios locales, Monteros fue detenido en una casa de la localidad de Monte Hermoso y otros referentes sindicales fueron demorados en diversos operativos.

La causa fue iniciada de oficio por el fiscal general Juan Pablo Fernández y quedó en manos del fiscal Gustavo Zorzano.

En septiembre del año pasado, la gobernadora María Eugenia Vidal había denunciado tras un paso por la ciudad que la cúpula gremial frenaba las obras de refacción de cuatro rutas en el sur de la provincia de Buenos Aires.

“Están paralizadas y tienen serias dificultades por decisión de un delegado de la UOCRA, Burgos, que no solo pide una remuneración que no estaba en el convenio sino que además quiere obligar a los contratistas a contratar determinados proveedores de comida, transporte, equipamiento en un acto que claramente es corrupto. Es una mafia que afecta el trabajo de la gente”, había sentenciado la mandataria provincial.

Los Diez integrantes de la conducción del gremio de la construcción (UOCRA) en Bahía Blanca fueron detenidos esta madrugada en un megaoperativo realizado por la Policía Bonaerense por orden del fiscal Gustavo Zorzano. Entre los apresados, se encuentra Humberto Monteros, máximo referente local del sindicato.

Los gremialistas son investigados por asociación ilícita y extorsión a raíz de una denuncia presentada por varios empresarios del sector y por la propia gobernadora María Eugenia Vidal.

Por esos días, y tras un espectacular operativo, había sido detenido el jefe de la UOCRA en la Plata, Juan Pablo “Pata”Medina. El entonces jefe del gremio de la construcción en el distrito platense había atrincherado varias horas en la sede del sindicato en la capital bonaerense.

“Pata” Medina permanece detenido desde entonces, acusado de extorsionar al Estado Nacional y de haber organizado una irrupción a tiros de un grupo de su gremio en una obra ferroviaria.

Julio Conte Grand, procurador bonaerense, informó que se confiscó “una serie de efectos que es la base para la continuidad de la investigación, que tiene como objetivo llegar a la conclusión de la efectiva comisión del delito de extorsión, que prevé penas de hasta 20 años para las personas involucradas”.

Comentarios con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here