Realidad

Realidad. Se trata de la Ruta Provincial Nº4, más conocida como Camino de Cintura, una de las arterias fundamentales para conectar diferentes localidades del conurbano. El tramo San Justo (Monseñor Bufano), es uno de los que presenta mayores dificultades. Con un trajín pesado a diario por el paso de camiones y la falta de reparaciones, esta ruta presenta un mal estado que se prolonga por kilómetros.

Una queja de todos los que deben pasar por allí es el estado de una arteria fundamental para el ir y venir de automovilistas y camiones. Viví el Oeste llamó a comerciantes frentistas a esta Ruta Nº4 y recolectó diversas opiniones.

“Yo puedo hablar desde que yo estoy acá que son 2 años y en ese tiempo nunca vi una obra. Justo en frente de mi local tengo un pozo gigante que es muy peligroso. La otra vez una motó se lo llevó puesto, se cayó y casi lo atropellan. Y también vi como un camión perdió su puerta trasera porque se lo comió”, expresó Diego, quien tiene un local de reparación de neumáticos en la intersección con Francisco Miranda.

Además el comerciante hace referencia a las marcas que dejan los camiones que cada vez se extienden más en la traza y hace dificultoso el andar de los automóviles. “Está toda marcada por el paso de los camiones y ya dejan una huella muy grande, ahí falta hacer arreglos”, destacó.

Por su parte, Abel, quien tiene un local de Indumentaria técnica, señala que “es muy peligroso circular porque hay baches grandes que pueden hacer daño en serio en los autos”. El comerciante le agrega que durante los días de lluvias hay lugares que son intransitables.

Las marcas más pronunciadas con ondulaciones considerables se pueden ver la altura de la Calle Carabobo, allí es notorio como todos los autos se inclinan para un de los dos carriles a la hora de cruzar por allí. “Está muy estropeada pero esta parte no se sí si es la peor, acá tenes que venir firme, sino te podes desviar”, afirma Hector, comerciante que se encuentra a escasos metros de la traza con una Zingueria.

Hay que destacar que desde el año pasado este camino está siendo repavimentado en el tramo correspondiente a Morón. Es así que como la calle Córdoba desde Don Bosco hasta Pueyrredon ya se ha habilitado, mientras que actualmente la obra se encuentra sobre la calle Curupayti, la continuación que deben tomar aquellos que vienen de San Justo para dirigirse a Morón.

Fuente Vivi el Oeste

Comentarios con Facebook

Deja un comentario con tu cuenta