• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Imprimelo

Festival. El joven está internado desde hace casi un año, cuando delincuentes le dispararon en el cuello, afectando la médula espinal. La familia necesita ayuda para costear el tratamiento, por lo que amigos, docentes y compañeros del IPAL invitan este sábado a una jornada artística a beneficio en la Escuela Marechal.

Por: Valeria Virginia Villanueva
[email protected]

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Imprimelo

Wolfie sigue luchando por retomar su vida normal desde la sala de un hospital, internado y en tratamiento de rehabilitación desde hace 11 meses. Se trata del chico de 16 años que recibió el año pasado un disparo de bala. El hecho ocurrió el 16 de junio pasado a la tarde, al salir de la escuela Instituto América Latina de Isidro Casanova, cuando fue atacado por delincuentes para quitarle el celular.

Si bien se encuentra estable, su atención médica resulta muy costosa para su familia, por lo cual los amigos y compañeros de escuela junto a docentes y el Centro de Estudiantes de La Escuela de Arte Leopoldo Marechal invitan a un festival con el objetivo de recaudar dinero, pero también para demostrarle su apoyo.

El encuentro será este sábado 6 de mayo desde las 12:00 en la sede de la escuela sobre Juan Manuel de Rosas 5975 -ruta 3- y contará con la participación de numerosos artistas y estudiantes que llevarán a cabo diferentes actividades recreativas. Habrá muestra de danza, de teatro, intervenciones, acrobacias, circo, proyecciones, y música en vivo con bandas locales. También habrá una mesa de estampado y una feria cuya recaudación será donada a la familia de Wolfie.

El ataque

Fue el 16 de junio de 2016 pasada las 18:00 cuando Wolfgang Ribeiro regresaba a su casa por la calle Antonio Zinny al 200, Isidro Casanova -a 2 cuadras del secundario del IPAL, de donde salía de clase de educación física-, y fue abordado por delincuentes que pretendían quitarle el celular.

Según sus compañeros testigos, Wolfie se resistió instintivamente al robo, y fue cuando uno de los malvivientes armados le disparó en el cuello, dañándole una vértebra cervical y dejando inflamada parte de su médula.

Días después, alumnos junto a familiares y vecinos exigieron justicia y seguridad por la gran cantidad de delitos callejeros que sufren, frente a la comisaría de la zona, donde les prometieron que colocarían efectivos de la fuerza local en horario y zona escolar, pero no hubo mayores respuestas.

Comentarios con Facebook

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here