• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Imprimelo
Dieron

Dieron. La joven de 25 años que había desaparecido el pasado martes tras concurrir a un pool de Isidro Casanova, fue encontrada en una casa del partido bonaerense de Morón.

Se trata de Paola Pardo, de 25 años, quien tras enterarse de la búsqueda que se había desplegado para dar con su paradero se comunicó con su madre, que vive en la provincia de Córdoba, y le avisó que se encontraba bien.

Aparentemente, la joven conoció a un chico el pasado lunes y quiso quedarse con él, por lo que tras enterarse de que su hermana había iniciado la búsqueda en las redes sociales y en los medios, y que también había hecho la denuncia, decidió comunicarse con su madre.

Tras la denuncia realizada por los familiares de la joven, efectivos policiales realizaron este viernes un rastrillaje en el barrio Los Pinos, de Villa Luzuriaga, a unas pocas cuadras del domicilio de la joven, pero resultó negativo.

Horas más tarde, y tras la llamada de la madre a la hermana de Paola, la policía fue hasta la casa donde se encontraba la joven y la llevaron a declarar.

Trascendió que la chica dijo a los efectivos que “quería estar con el chico que conoció el lunes pasado, y que estaba bien”.

La hermana de la joven había realizado la denuncia en la Comisaría 2° de San Carlos, luego que la chica no regresara de un pool al que había ido con su novio y un amigo.

Antonella, la hermana de la joven había contado a NA que Paola había ido junto a su novio al pool en el barrio de Atalaya y que se tuvo que ausentar por un rato.

Cuando volvió, y según le contó el novio de Paola a Antonella, ella había entablado conversación con un hombre mayor y dos chicas.

En ese momento el joven entró al baño del local, tras avisarle a su novia que se iba, y cuando salió no había rastros de Paola ni de sus tres acompañantes.

“Es lo que me dijo a mí, yo no sé si pasó eso”, expresó Antonella, sobre los dichos del joven, quien tuvo que declarar ante efectivos de la comisaría de San Carlos.

Según Antonella, su cuñado le describió al hombre que la acompañaba como “un viejo canoso, con camisa a cuadros”, que estaba a su vez flanqueado por dos chicas, una rubia y la otra morocha, con los que su hermana estaba “hablando, tomando y bailando”.

La causa quedó a cargo de la Unidad Fiscal de Instrucción número 3 de la Matanza.

Fuente N.A

Comentarios con Facebook

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here