Según se supo, el hombre recibió dos impactos de bala en la cabeza dentro de la habitación del parador ubicado en Quintana y la Avenida Mosconi. La Policía descartó que se haya tratado de un robo.

El hombre fue baleado a quemarropa. Según mencionaron los testigos, el agresor podría ser un joven con el que la víctima habría mantenido una discusión previa, dentro de la pieza. Esta persona logró escapar a pie y hasta este viernes se encontraba prófugo.

Los investigadores sostienen que se trataría de una persona del entorno íntimo de la víctima. Según explicó la Policía, “se está trabajando sobre la información certera porque se documentó mediante una declaración testimonial en la Comisaría interviniente, que había una persona que lo frecuentaba y era retirado de este lugar con un remis a la madrugada. Las circunstancias de robo fueron descartadas de inicio en virtud de que en el departamento no existe ningún tipo de faltante”.

Se trata de una persona de 52 años, a la que se le realizó un toilette quirúrgico en el hospital Paroissien y hasta este fin de semana se encontraba delicado, pero estable. “Se estima que recibió dos disparos porque hay uno del que se está estableciendo si fue un roce”, dijo.

“La cerradura del departamento, en ningún momento fue violentada y sí, para asegurar su escape, rompió el vidrio de la puerta de calle del hotel en virtud de que estaba cerrada con llave. (La víctima) vivía desde hacía tres años allí, solo”, mencionó a los medios de prensa.

Comentarios con Facebook

Deja un comentario con tu cuenta