¡A votar se ha dicho!

Llega el gran día, el día “P”, el día en que se celebrarán las PASO 2013 y se definirá que fuerzas políticas alcanzarán el piso mínimo y requerido para competir por una banca en el Congreso en el mes de octubre.

Por Nicolás Herrero Herrero33787312@gmail.com

A tan solo horas de las tan esperadas PASO 2013, lo que se define no es solamente quien alcanzará el piso del 1,5% de los votos para competir por una banca en el Congreso en el mes de octubre, sino que además esta en juego pasar el examen del “gran termómetro”, o mejor dicho “la gran encuesta”, que alentará y aumentará la imagen y las expectativas de algunas fuerzas políticas, y, en contraste, disminuirá o descartará las chances y sueños de otras.

Las PASO son la “ante-sala” a la etapa definitiva de las elecciones legislativas 2013, que se celebrarán en el mes de octubre, y donde se renovará la mitad de la cámara de diputados, un tercio de la cámara de senadores, los puestos a concejales y el consejo estudiantil de diversos distritos.

¿Qué importancia tienen las elecciones legislativas? Pues mucha, dado que en el recinto del Congreso se debaten, se planifican y se crean las leyes. Leyes como la del “matrimonio igualitario”, “la fertilización asistida”, y tantas otras que se han sido incentivadas y promovidas por los diputados y senadores oficialistas en estos diez años de kirchnerismo, que intentará conservar su mayoría en las bancas de la mano de Martín Insaurralde (intendente de Lomas de Zamora) y Di Tullio (actual jefa del bloque de diputados kirchneristas)

En contraste, son varias las fuerzas políticas que pretenderán alcanzar un buen piso de bancas en el Congreso, a fin de poner en juego otro tipo de leyes que hace tiempo se vienen postergando, o mejor dicho, hace tiempo que están postergados los proyectos de ley de los partidos de la oposición.

Por un lado, tenemos al PRO, fuerza política liderada por el actual Jefe de Gobierno Mauricio Macri, que hace rato sueña con que Capital Federal tenga su propia administración de justicia, independiente de la cámara de justicia de la Nación. Para lograr dicho objetivo, el PRO apostará todo a Gabriela Michetti (vice-jefa de Gobierno) y a Sergio Bregman, actual senador que cautiva a más de a uno con su imagen espiritual.

En el extremo opuesto al PRO, se encuentra el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), que anhela con proyectos y leyes, que analizados a la distancia, algunos de ellos parecen risueños o utopías, como por ejemplo, que un funcionario público gane lo mismo que una maestra de escuela, que los políticos y sus familias vayan a las escuelas y hospitales públicos, y tantas otras cosas, que intentan cambiar los rumbos de la sociedad, para alejarla lo más lejos posible del capitalismo.

El Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), sueña con tener por primera vez en su historia representatividad en el Congreso, y apuesta a poder lograrlo en estas elecciones legislativas, de la mano de Jorge Altamira, Néstor Pritola y Christin Castillo.

La izquierda en este país se encuentra fragmentada, y tal vez por ese motivo no logren juntar el caudal de logros suficientes para conseguir bancas en el Congreso de la Nación, dado que, además del FIT, está “La nueva izquierda”, fuerza política muy joven que fue creada por Alejandro Bodart, y “Camino Popular”, que es el proyecto creado por Claudio Lozano, que se distanció de “Proyecto Sur” después de que “Pino” Solanas le haya bajada el pulgar a sus aspiraciones como Jefe de Gobierno en las ultimas elecciones en la city porteña.

Hablando de “Proyecto Sur”, aquel proyecto que nació como una luz de esperanza y como una alternativa clara al kirchnerismo y al PRO en Capital Federal, hoy se ve desquebrajado y con pocos signos vitales de vida. Al borde de su extinción, dado que Claudio Lozano formó “Camino Popular” y varios militantes jóvenes se fueron de “Proyecto Sur” para crear “Corriente Unidad Sur”, “Pino” Solanas intentará resurgir de las cenizas de la mano de Elisa Carrio, que, dicho sea de paso, en las ultimas elecciones primarias para las presidenciales, no supero el 1,5% de los votos.

“Corriente Unidad Sur” nació de la mano de Sergio Barraza, ex – militante de “Proyecto Sur”, que se cansó de las malas decisiones de Fernando “Pino” Solanas y decidió conformar una alternativa política, que en estás elecciones legislativas, serán parte del “Frente Podemos”, que estará liderado por Vilma Ripoll.

Por último, en el análisis de la izquierda en Argentina, se encuentra el “Frente Amplio Progresista”, el partido del Gobernador de Santa Fe Hermes Binner, que, habiendo alcanzado el segundo puesto en las ultimas elecciones presidenciales, en estas elecciones legislativas probará una extraña alianza con el radicalismo, que buscará terminar de fortalecer la imagen de “Ricardito” Alfonsín.

La alianza entre el “Frente Amplio Progresista” (FAP) y la “Unión Cívica Radical” (UCR) se llamará “Frente Progresivo Cívico y Social” (FPCyS), que tendrá como principales exponentes a Ricardo Alfonsín y a Margarita Stolbizer, que, según su slogan de campaña, vienen a “unir el país”

En conclusión, la izquierda en nuestro país esta dividida, pero más dividido y fragmentado está el peronismo, que al día de hoy no se sabe bien que cosa es, dado que por un lado, el kirchnerismo afirma ser el peronismo autentico, pero también afirman lo mismo “Compromiso Federal” (el partido de los hermanos Rodríguez Saa, que en estas elecciones legislativas presentarán a Eduardo Amadeo como principal carta de presentación), “Frente Unidos por la Libertad, la educación y el trabajo” (partido que nació de la alianza entre el líder camionero Hugo Moyano y el empresario Francisco De Narváez), “Unión Fe” (partido del “Momo” Venegas) y el “Frente Renovador” (partido liderado por el intendente de Tigre, y ex kirchnerista, Sergio Massa) ¿Quién de ellos es el “verdadero peronismo”? Realmente nadie lo sabe.

En estas elecciones hay un verdadero abanico de alternativas y propuestas, será nuestra obligación elegir y votar a conciencia, pero por sobre todas las cosas, ir a votar, porque es un derecho y una obligación que tenemos todos los mayores de 18, por el solo hecho de ser ciudadanos argentinos.

Si todavía no sabes donde tenes que votar, podes escribir en la barra de búsqueda de internet la frase “consultas al padrón definitivo de electores” y aparecerá un recuadro donde tendrá que poner el número de su DNI.